¿Cómo Desindexar una URL de Google? Guía completa

En el ámbito del marketing digital y la gestión de sitios web, puede surgir la necesidad de desindexar una URL de Google. Esto puede ser debido a contenido obsoleto, información confidencial que se publicó por error, o simplemente porque la página ya no es relevante. En esta guía práctica, te explicaremos paso a paso cómo puedes desindexar una URL de Google de manera efectiva.

¿Qué significa desindexar una URL?

Desindexar una URL significa eliminar una página específica del índice de Google. Esto implica que la página ya no aparecerá en los resultados de búsqueda de Google. Es importante comprender que desindexar una URL no la elimina del servidor web, simplemente evita que Google la muestre en sus resultados de búsqueda.

¿Por qué desindexar una URL?

Hay varias razones por las cuales podrías querer desindexar una URL, entre ellas:

  1. Contenido obsoleto: La información ya no es relevante o está desactualizada.
  2. Errores: La página contiene errores que no se pueden corregir rápidamente.
  3. Duplicación de contenido: Para evitar problemas de contenido duplicado que pueden afectar el SEO.
  4. Información sensible: La página contiene información confidencial que no debería ser pública.
  5. Rediseño del sitio: Durante un rediseño, algunas páginas pueden ser eliminadas o modificadas.

Pasos para desindexar una URL de Google

1. Eliminar o modificar el contenido de la página

El primer paso es decidir si deseas eliminar completamente la página o simplemente modificar su contenido. Si decides eliminarla:

  • Eliminar la página del servidor web: Asegúrate de que la página ya no exista en tu servidor web. Si no eliminas la página, aunque esté desindexada, todavía será accesible si alguien tiene el enlace directo.

2. Usar el archivo robots.txt

El archivo robots.txt es una herramienta poderosa para controlar el acceso de los motores de búsqueda a tu sitio web. Para evitar que Google indexe una página, puedes añadir una directiva en este archivo.

User-agent: *
Disallow: /ruta-de-la-pagina

Esta directiva le dice a todos los motores de búsqueda (representados por *) que no indexen la página especificada. Sin embargo, ten en cuenta que si la página ya ha sido indexada, necesitarás tomar medidas adicionales para eliminarla de los resultados de búsqueda.

3. Añadir la metaetiqueta noindex

Otra forma de evitar que una página sea indexada es añadiendo una metaetiqueta noindex en el código HTML de la página.

<head>
<meta name="robots" content="noindex">
</head>

Esto le dice a los motores de búsqueda que no indexen la página, pero no impide que la rastreen.

4. Usar Google Search Console

Google Search Console es una herramienta gratuita que te permite gestionar la presencia de tu sitio en los resultados de búsqueda de Google. Aquí están los pasos para desindexar una URL usando Google Search Console:

  1. Accede a tu cuenta de Google Search Console: Ve a Google Search Console e inicia sesión.
  2. Selecciona tu propiedad: Asegúrate de haber seleccionado el sitio web adecuado.
  3. Ve a la sección de Remociones: En el menú de la izquierda, selecciona «Índice» y luego «Remociones».
  4. Solicitar nueva remoción: Haz clic en el botón «Nueva solicitud» y selecciona «Ocultar temporalmente la URL».
  5. Ingresa la URL que deseas desindexar: Especifica la URL exacta que deseas desindexar y selecciona la opción adecuada (ocultar temporalmente o eliminar la página de la caché de Google).
  6. Enviar la solicitud: Haz clic en «Enviar» para completar el proceso.

5. Eliminar la URL de los sitemaps

Si la URL que deseas desindexar está incluida en tus sitemaps, asegúrate de eliminarla. Los sitemaps informan a los motores de búsqueda sobre las páginas que deseas indexar, por lo que es crucial mantenerlos actualizados.

6. Monitorear el proceso

Después de realizar los pasos anteriores, es importante monitorear el proceso para asegurarte de que la URL haya sido desindexada. Puedes hacerlo usando Google Search Console:

  • Revisar la cobertura del índice: En Google Search Console, ve a «Cobertura» para verificar si la URL aún está indexada.
  • Buscar la URL en Google: Realiza una búsqueda directa en Google para ver si la URL aún aparece en los resultados de búsqueda.